Poda del bonsai

No hay duda de que la poda es otra de las técnicas esenciales para la vida del bonsai. Por un lado, es importante para su longevidad, y por otro, tiene como objetivo controlar su crecimiento para mantener la estética deseada. Podar nuestro bonsai con regularidad y de la forma correcta mejorará mucho su salud.

Primero debemos comprender cómo crece un bonsai, ya que así tendremos más claro dónde y cómo debemos podarlo. También es esencial saber distinguir entre los dos tipos de poda que existen para aplicar ambas técnicas de la forma más adecuada y estimular su correcto desarrollo. De esto te hablaremos un poco más adelante. Finalmente, conocer los instrumentos adecuados contribuirá a estimularlo, y por tanto, a mejorar su salud.

¿Cómo se desarrolla un bonsai?

Comprender cómo crece un bonsái arroja luz y lógica sobre las técnicas necesarias para mantenerlo. En este caso, la particularidad de los bonsáis es que crecen con dominancia apical, es decir, que tienden a distribuir el crecimiento de forma mucho más intensa en las zonas superiores y exteriores, o sea, en los ápices o puntas de cada rama. Esto provoca que las ramas inferiores e internas acaben muriendo. Conocer cómo crecen los bonsais y en qué proporciones nos conduce a entender mejor qué zonas son en las que nos tenemos que centrar.

Si podamos, por tanto, las zonas externas y superiores del bonsái, el árbol redirigirá su fuerza a las zonas inferiores e internas, lo que nos permitirá controlar su crecimiento.

tijeras para podar bonsais

Tipos de Poda

Una vez hemos comprendido cómo se desarrolla un bonsai, es hora de distinguir entre los dos tipos de poda que existen y cuáles son sus objetivos. Por un lado, tenemos la poda de mantenimiento (o “pinzado”) y por otro, tenemos la poda estructural o la llamada “poda de estilo”.

tipos de poda de bonsai

Poda de mantenimiento o pinzado

Como indica su propio nombre, el pinzado tiene como objetivo el mantenimiento del bonsái, es decir, controlar e ir perfeccionando su tamaño. Permite que se estimule mejor el crecimiento, se generen nuevos brotes, y mejore su fuerza y su salud. Lo ideal es que utilices unas tijeras finas pinzadoras para poder eliminar las hojas que broten del tronco, eliminar las ramas cruzadas y cortar las ramitas que se salgan de la estructura deseada. Como te comentábamos, es importante que te centres sobre todo en las zonas superiores y externas.

Se trata de una técnica que debes practicar durante todo el año si tienes un bonsái de interior. Si es de exterior, de marzo a septiembre sería lo más adecuado.

Poda estructural

La poda estructural o de estilo tiene como objetivo mantener una estética concreta, y debe realizarse durante los meses de inactividad del bonsai, es decir, cuando no está creciendo, para no interrumpir su desarrollo.La idea de esta poda es acabar eliminando las ramas grandes que desbarajusten su diseño, y en general, las partes que son menos estéticas. Para ello necesitarás unas tijeras podadoras, que tienen una forma cóncava.

Alambrado del bonsai

¿Qué otros utensilios son necesarios para la poda?

Los tornos pueden servirte para ver el bonsai desde distintos ángulos mientras estás practicando la poda. Un buen torno de resina japonés quizá te ayude a tomar decisiones y obtener una vista más amplia del árbol.

Para limpiar de la tierra el follaje muerto, puedes hacer uso de una pala.

Lo más importante es que, sea el instrumento que sea, tenga las características adecuadas para no dañar al árbol.

Tips para la poda

  1. Poda con regularidad, pero ten en cuenta cuáles son las franjas temporales más adecuadas para ello.
  2. Algunos tipos de bonsái, como los pinos y algunos tipos de coníferas, requieren que los pellizques con los dedos en lugar de usar tijeras. Por eso, infórmate bien primero sobre las particularidades de cada especie.
  3. Utiliza los instrumentos adecuados. No vale cualquier que tengas por casa, sino que debes utilizar los que reúnan las características correctas (forma, tamaño…).
  4. Comprender cómo se desarrolla un bonsai hará que sea mucho más lógico cómo y dónde podar. Infórmate.
  5. ¡Calma! Aprender lleva su tiempo: recuerda que la mejor herramienta es el cuidado tranquilo.
poda del bonsai