Abonos

Un bonsai pasa su vida en la maceta, y por tanto necesitas aportarle los nutrientes esenciales para su desarrollo.

Mostrando los 10 resultados

Abonos para bonsais

Un bonsai es una réplica de un árbol a pequeña escala. Es distinto en su tamaño, y además vive en un espacio limitado. En la naturaleza, un árbol puede expandir sus raíces en busca de alimento. La tierra se va renovando y también sus nutrientes. Sin embargo, un bonsai pasa su vida en la maceta, y por tanto, nos necesita para aportarle los nutrientes esenciales para su desarrollo.

¿Qué nutrientes necesita un bonsai?

El bonsai necesita, entre otros minerales, tres que son cruciales: el nitrógeno, que sirve para producir las hojas; el potasio, para generar flores y para su fuerza general, y el fósforo, para producir las raíces. Se trata nutrientes que se hallan de forma natural en la tierra, y por tanto, fertilizar es aportarle todos estos nutrientes básicos.

¿Qué tipos de abono existen?

Podemos clasificar los abonos de muchas maneras: orgánicos o no, por ejemplo, o sólidos o líquidos. Vamos a centrarnos en diferenciar lo más básico de estos últimos.

El abono sólido o granulado es muy sencillo de utilizar, y si eres principiante te lo recomendamos. Lo único que tienes que hacer es esparcirlo por la bandeja para que se libere lentamente. Lee las instrucciones del producto para informarte de las cantidades.

El abono líquido es algo más arduo de utilizar, ya que requiere que generes una mezcla y deberás leer atentamente el prospecto del abono que hayas elegido. La ventaja de este abono es que se libera al momento y ofrece resultados instantáneos. La desventaja, que al regarlo puede drenarse y desaparecer.

Frecuencia

Deberás abonar con distinta frecuencia según el árbol y la época del año. Infórmate bien antes de abonar para conocer las características de tu bonsái a fondo y aplicarlo correctamente.

Lo más importante, como con el resto de técnicas para la buena salud y la longevidad del bonsái, es que lo hagas con tranquilidad.