Abono del bonsai

Como ya te hemos explicado en otras secciones, bonsai se traduce como “plantado en una maceta” o “plantado en una bandeja”. Es importante tenerlo en cuenta porque significa que el espacio donde vive es un lugar limitado, y a diferencia de otros árboles, no puede expandir sus raíces en busca de alimento. Por tanto, debemos saber cuál es la mejor manera de abonar nuestro bonsai, conocer sus particularidades y proporcionarle los nutrientes que necesita para que se desarrolle fuerte y sano.

¿En qué se diferencia el bonsai de otros árboles?

Un bonsai es una réplica a pequeña escala de un árbol, y por tanto, difiere en tamaño con respecto al árbol al que replica, pero también en cuanto al espacio en el que vive. Como te decíamos anteriormente, el bonsai se desarrolla en una maceta, es decir, en un espacio limitado, y depende de nosotros para conseguir alimento. Por eso, la fertilización sustituye a ese proceso natural de búsqueda de alimento y renovación de la tierra, y debemos reponer lo que le falte.

abono del bonsai

¿Cómo funciona el abono?

El fertilizante, pues, es un modo alternativo de proporcionarle al bonsai todos los nutrientes básicos, como nitrógeno (para producir las hojas), potasio (para producir flores y para su fuerza) o fósforo (para producir las raíces), u otros minerales que se hallan de forma natural en la tierra. Se descompone allí, por acción microbiana o disolución en el agua,  liberando así el alimento para que las raíces del bonsái lo puedan absorber. Existen abonos muy distintos, con proporciones de nutrientes que varían según cada fin específico, sólidos o líquidos, orgánicos o no… y debes informarte bien antes de escoger el tuyo. Te recomendamos que leas las instrucciones del producto bien antes de utilizarlo

¿Cuándo debo abonar?

Es importante que el bonsai se alimente de forma regular. Desde el principio de la primavera hasta el final del verano, es decir, en su etapa de crecimiento, debes fertilizarlo con frecuencia semanal. Conforme el crecimiento vaya disminuyendo, debes reducir la frecuencia a una vez al mes. Pero como te hemos animado a hacer anteriormente, infórmate bien de la especie de tu bonsái y de las necesidades específicas que tiene, porque puede variar: los bonsais de hoja caduca no deben ser fertilizados cuando hayan caído las hojas, por ejemplo. Las coníferas, en cambio, pueden ser fertilizadas en alguna ocasión durante los meses de invierno.

cuándo abonar un bonsai
tipos de fertilizante de bonsai

¿Qué fertilizante utilizo, sólido o líquido?

Existen muchas marcas y tipos de fertilizante, pero lo más común es preguntarse si utilizar un fertilizante líquido o uno sólido, granulado. Ambos son buenas opciones si se aplican correctamente. A continuación te comentamos, a grandes rasgos, cuál es la diferencia.

La diferencia principal es que el sólido no necesitas mezclarlo con nada. Es muy sencillo de usar: únicamente debes esparcirlo en la bandeja, y observar para saber cuándo se ha terminado. Además, una ventaja que tiene es que es de liberación lenta, es decir, que se irá disolviendo despacio. Es una excelente opción si eres principiante.

El fertilizante líquido es algo más costoso, y te recomendamos que si te decantas por él, sigas exactamente las instrucciones del producto. En este caso, la ventaja es que el bonsai lo absorbe muy rápidamente y esto genera resultados en el acto. La desventaja, que puede desaparecer al regarlo.

En SayBonsai disponemos de distintos tipos de fertilizante que puedes encontrar en nuestra página de producto, para que elijas el más adecuado para ti.

Tips para la fertilización

  1. Infórmate bien de los tipos de abono antes de adquirir el tuyo: comprueba las ventajas y las desventajas de cada uno.
  2. Lee detenidamente las instrucciones del producto.
  3. Si utilizas un fertilizante granulado, asegúrate de esparcirlo bien en la bandeja. Si, por el contrario, es líquido, realiza la mezcla tal y como se indica en el prospecto.
  4. ¡No te agobies! Lo más importante es que practiques un cuidado tranquilo, te informes con calma y aprendas a tu ritmo. 
Fertilizar un bonsai